Historias (continuación)

Osito
y Grandote

Estas son mis respuestas:

Osito (no puedo "meterme adentro de él", en este caso digo lo que percibo viéndolo desde afuera)
Es un perro amable y buen tipo. Es posible que le esté doliendo la columna (en la zona lumbar) y por eso se está quejando. Prueben tocarle la espalda (suavemente, en principio, por si le duele) a ver si se queja. o se aleja rápido o intenta morder. Si es así, sería bueno llevarlo al veterinario. Sobre todo si los gruñidos son constantes (puede haber un dolor insistente y es su manera de hacérselos saber). Dudo que el problema sea emocional o vincular, me parece que está en lo físico (¿genético?). "Mira hacia atrás, con una mirada perdida" (como en las constelaciones). Podría estar manifestando o re-creando algo de generaciones anteriores (en su caso particular, de su linaje) para reflejarles algo de ustedes, como si tuvieran que terminar de soltar algo del pasado que está haciendo doler y hace gruñir o tirar tarascones. ¿Te suena en lo personal? Investiguemos veterinariamente y si no hay nada, seguimos explorando, pero yo miraría con atención eso que me acaba de venir recién.

Grandote 
Soy un perro bien plantado. Efectivamente estoy muy agradecido y los amo (a todos). Considero que mi función como líder de la manada (me autoasigné ese rol porque sé que mi energía es la más fuerte) es proteger a todos de los intrusos. La única manera de dejar de hacerlo es que haya alguien con una energía más fuerte que yo (Hernán por ejemplo) que me haga saber si está bien o no ser el protector de la familia con los perros de afuera, o los extraños cuya energía no me guste mucho. (Mientras esté con ustedes, agrego yo, Hernán debería poder llevarlo con la correa para enseñarle los límites de la familia: en esta casa no se pelea fuerte, no está permitido hacer daño). Estoy haciendo un acto de amor, según lo que me dicta mi instinto. Pero si alguien me pone los límites claros y (que sea más firme y plantado que yo) seré capaz de comprenderlo. Soy inteligente y tengo una inmensa capacidad de supervivencia.
Creo que así como vino a enseñarte a vos que tenés una fuerza de la que no eras consciente, viene a enseñarle a tu marido a encontrar su firmeza y liderazgo SIN DUDAR. Bendito Grandote.

Le podríamos dar Flores de Bach. De todas maneras, esto es por instinto de protección de (lo que siente) su manada.

Me responde su humana:
¡Exactamente!
Admirable Vero: C acaba de revisarle la espalda a Osi, y cuando lo toca a la altura lumbar gruñe!
Yo reconozco mi dificultad en soltar lo pasado que me genera dolor, y estoy con la intención de soltarlo de una vez! Es por eso que pedí turno con una terapeuta y hoy fui a una osteópata super movilizante y sanadora! me comprometo a hacer mi parte para que nuestros pichis o michis no pongan su cuerpo y salud al servicio... 
¡Más que agradecida les estoy a cada una de sus enseñanzas y mensajes!
También nos dimos cuenta que tenemos que confiar más en nuestra percepción e intuición, porque hace como dos meses cuando a Osito le vibraban las patitas traseras pensamos que podía llegar a tener algo parecido a Pepo... Dijimos de consultar en ese momento y pocos días después ese síntoma desapareció, nunca nos imaginamos que los gruñidos podían tener que ver con esto...
Bendita Vero, digo yo!!!
Nos emocionamos tremendamente al leer las palabras de Grandote!
De corazón mil gracias por ayudarnos a cuidar a nuestros hijitos caninos/felinos!
Caro

Olivia

Oli dice:
"No hay nada malo conmigo. Soy simplemente una gata muy sensible y solitaria. Me gusta la soledad, la disfruto. Me gustan los movimientos suaves y cuidadosos, cualquier otra cosa me impacta. No me gusta el ruidito del cascabel. Siento que no puedo terminar de moverme tranquila sin que todos se enteren, me gustaría que me lo sacaran, para sentirme más libre. Vine a enseñarle a mi mamá la paciencia y la confianza. Que confíe en mí, en mi temperamento y naturaleza y en el tiempo que necesito para terminar de relajarme. Soy como soy, no sufro, simplemente soy distinta a lo que a ella le gustaría (si en algún momento van a 
tener hijos, le va a servir un montón). A mi papá vine a enseñarle la sutileza, que se mueva con movimientos más suaves, más cuidadosos y lentos. Cuando me voy, es porque se acerca un tanto brusca y rápidamente (sé que le va a ser útil en la relación con mamá también). Me gusta acercarme cuando yo elijo, no cuando vienen "de prepo" ni cuando me imponen una presencia. Me gustaría que me respetaran los tiempos y mis espacios."

Yo agrego:
Algunos gatos son solitarios por naturaleza, como ella dice, y necesitan tiempo para terminar de adaptarse a los ambientes humanos, sobre todo cuando hay mucha gente. O les viene a enseñar lo que les dijo (pequeño aprendizaje para ambos). Con las flores vamos a ayudarla a terminar de relajarse y confiar. Pero la que necesita confiar en ella y en su temperamento sos vos. Y tu marido puede ganar muchísimo aprendiendo la sutileza en la energía y movimientos que O plantea. Estoy segura de que, como dice O, ¡vos lo vas a agradecer! Ya me contarás.
Los animales vienen con misiones muy específicas a nuestras vidas y nos reflejan aspectos nuestros (tanto positivos como negativos). Son como espejos. Vemos en ellos partes de nuestro actuar en el mundo, de nuestras actitudes vitales. Si somos lo suficientemente valientes como para aprender de esta enseñanza, podemos ganar inconmensurablemente en conciencia y en evolución.

Le receté algunas flores.

Me responde su humana:
"Ay Vero.... Leo y releo y ¡es tan así! Pobre mi chiquita; le impuse el cascabel para ver donde está porque pienso que como es asi de retraída le podría pasar algo y como eso suena por donde esté yo la iba a encontrar más fácil.
Mi marido es super alborotado; se mueve brusco; rápido; ¡es tan verdad! Por la mañana cuando él esta más relajado ella se acerca; si no siempre huye... 
Me llegó mucho lo de la paciencia, es algo que sí vengo a aprender sí o sí en esta vida. Estamos buscando un bebe hace 3 años. Tuvimos ambos algunos problemas de salud. Ahora, clínicamente estamos bien; pero hay que tener PACIENCIA (uff). ¡Por lo tanto entiendo lo que decís!
¡Gracias infinitas Vero! Me emociona mucho la conexión q tenés con los animalitos; tenes un gran don! ¡Es admirable! ¡Gracias, gracias, gracias!"

Historias de mis perros en el consultorio

Pancha

Consultante en pleno proceso de reconexión con su cuerpo. Refiere sentir "congelada de la cintura para abajo". Cierre de meditación. Pancha se acerca y se pega como una estampilla a su pierna. Cuando termina, le pregunto: "¿qué te transmitió la cercanía de Pancha?" "Fue exactamente el calor que necesitaba para volver a sentirme".

Consultante mujer trabajando la entrega, relajación. Pancha se acuesta panza arriba, completamente relajada y entregada, mostrándole lo que ella necesita hacer. La mujer la mira sin poder creer la posición, que refleja exactamente la actitud que ella necesita asumir para sentirse más plena.

 

Polo

Refleja emociones no percibidas de los consultantes (ansiedad, inquietud, relajación). Una vez que la persona se da cuenta, él va y se acuesta tranquilamente en la colchoneta.

Alumna de taller en meditación. Está trabajando el cierre (despedida) de una perrita que se murió. Polo empezó, en ese preciso instante, a hacer un sonido (no habitual en él) que esta perra hacía. La persona, al sentirlo cerca y asociarlo con su perra, pudo despedirse.

 

Alfred

Consultante meditando. Alfred acostado sobre mis piernas. En un momento, repentinamente se levanta, da unas vueltitas y (casi milagrosamente porque normalmente me cuesta muchísimo hacerlo a mí con facilidad) pone un cd que estaba en el reproductor. La chica empieza a moverse. Cuando sale del estado, dice: "pusiste la música perfecta, que me llevó al estado que necesitaba para conectar con eso que buscaba". Le dije que había sido Alfred. :)

Otra: La consultante entra en meditación. Cuando se despierta, le pregunto cómo fue. Me dice: "la respiración de Alfred me ayudó a concentrarme y entrar en calma. Y después, lo vi saltando contentísimo en mi paraíso; me acercó a los maestros y me permitió escucharlos. ¡Su presencia me ayudó un montón!"

 

 

Gati y
Bora

"Empezamos a sacar a pasear a la perra (B), pero la verdad es que en la semana nos resulta muy difícil porque mi marido (H) llega muy tarde de trabajar, asi que la estamos sacando solamente los fines de semana con eso nos fue bien, sobre todo cuando sale H solo con B, es como que está mas tranquila (cuando salimos todos juntos y vamos a la plaza con los chicos por ejemplo, se excita demasiado...) desde que empezamos a sacarla y desde que esta tomando las flores, más nuestra actitud de mayor firmeza cuando hay que ponerle un limite....la verdad es que esta mucho mas tranquila!
Pero ahora creo que llegó el momento (y por eso quería consultarte) de ver la posibilidad de contratar a un paseador para que la saque todos los dias religiosamente
pero no se si es muy pronto porque hace poco y solo los fines de semana es que sale con nosotros... (le respondí que sí, por supuesto).
En cuanto a G (la gata): UNA FENOMENA!!!!!
Estamos muy pero muy contentos con los avances.... hasta ahora desde que vos viniste, NO VOLVIO A HACER PIS!!!!!!!!!!!!!!! está mucho más integrada, más cercana a H, muchas veces duerme con nosotros 
La verdad es que estamos FELICES con eso Vero!!! Y vos tuviste MUCHO QUE VER!!!!!
ASI QUE NO TENGO PALABRAS PARA AGRADECERTE!!!!! Y G y V (mi hija, humana de G) también!!
la amamos, y ella esta mejor... ahora toma las gotitas! podes creerlo? se las pongo arriba de la comida y se las come... jaja, como si supiera...
Me hizo de enfermera. Tambien hizo lo mismo con H, que ahora esta enfermucho, se le pone al lado.
Al principio mucho no queriamos decir nada... para no adelantarnos... pero la verdad es que ya pasó un tiempo considerable... y no volvió a hacerlo!!
Muchas gracias a vos por la gran ayuda!!! parecía una pavada pero era algo que nos estaba trastornando mucho.
GRACIAS TOTALES!!!!!!
Y OJALA SIGAS SIENDO INSTRUMENTO para muchas familias humanas -animales!!!!!
G."

Vegeta
Reina
Lokita

Vegeta

Todos tenemos que comprender que por alguna causa estamos juntos en esta casa, para aprender la convivencia, aceptando a cada uno tal como es. Aunque mi mamá anterior hizo lo que hizo, que en su momento no entendí y me dolió mucho, ahora comprendo. Yo puedo aprender a sentirme amado, mi mamá puede aprender a amarme, mi papá y mi mamá a negociar entre ellos

Me gusta estar en esta casa. Me hace bien el recibimiento y la aceptación de mi nueva mamá, mi nuevo papá y estas hermanas. Sólo quiero respirar y poder moverme con libertad. Lo que más necesito es amor y aceptación, ir ocupando mi lugar. Tengo un temperamento fuerte, presencia. Ámenme y todos podremos encontrar nuestro lugar. Tengo mi propio carácter, no quieran que sea igual a ningún otro. Tengo mucho amor para dar, a mi propia manera. Me gusta quedarme cerca de mi papá (sentado a su lado mientras trabaja en casa) o caminar con él por el jardín. Hacerle sentir que lo acompaño (y viceversa). Quiero agradecerle por recibirme, adoptarme como su gato y no permitir que me echaran.

Mi enseñanza para mi nueva mamá es que aprenda a aceptar la energía distinta a la suya y a la de mis hermanas. Todos somos distintos y tenemos derecho a ser aceptados, respetándonos mutuamente. Sentirme aceptado por ella es lo mejor que puede pasarme y le prometo que se lo retribuiré con respeto y cuidado por sus necesidades.

 

 

Reina

Me siento un poco tensa. Siento que tengo que estar alerta para cuidarme. Estoy un poco enojada porque necesito poder relajarme y me cuesta un poco en esta nueva casa con los nuevos integrantes varones adultos de la familia. Expresaba mi malestar orinando en lugares no permitidos (lo sé, perdón, mamá) pero era la ùnica manera de que te dieras cuenta de que me sentía incómoda y pidieras ayuda (gracias por haberlo hecho, así comprendiste lo que hacía falta). Siempre me gustó vivir contigo y con mi hermana. Las 3 somos una familia. Ahora está extendida y necesito tiempo de adaptación, poder comprender todos lo que vinimos a aprender estando juntos. 

 

Lokita

Lokita es suave y sutil. Está siempre atenta. Dice:

Yo hago mi vida, no me preocupo mucho por nada. Esta nueva configuración de la familia me hace estar un poco más alerta de lo habitual, pero decile a mi mamá que es cuestión de tiempo, que no se preocupe por mí. Ya nos estamos acostumbrando a nuestro nuevo hermano y papá. Soy una gata tranquila. Me gusta poder entrar y salir. Pasear por el jardín y acostarme en las mesas. Me gusta esta casa nueva. La estoy reconociendo y estamos con mi hermana limpiando todo el tiempo para mantenerla en orden. Gracias mamá por cuidarnos y amarnos.

 

Su humana me escribe:

"Querida Verónica:
Deseo agradecerte los mensajes que me has transmitido de mis gatos, los he sentido muy certeros y con detalles que sólo ellos saben. Mi pareja, algo más incrédulo en estos temas ha sentido también muy real la información, le ha gustado mucho y le han hecho sentir muy bien.
Nos ha ayudado a resolver el conflicto por el que acudí a tu consulta y además tengo que añadir que me gusta la forma amorosa en que están expresados.
Creo que de alguna forma, el hecho de que me hayas pasado las comunicaciones, tan amorosas, con mis gatas y poder así saber de ellas, me han despertado la conciencia hacia una nueva visión de mis animalitos.....me siento más unida a ellos y como que les entiendo más. 
Nuevamente GRACIAS Verónica de todo corazón! Creo que vas a poder ayudar a mucha gente y a muchos animalitos!"

 

Apolo

Apolo dice:

"Primero quiero decirle gracias a mi familia, por aceptarme, por tenerme toda la paciencia que me tuvieron y me tienen para lograr mi adaptación, tengo mis tiempos y ustedes lo supieron (y lo saben) y les estoy muy agradecido.
Esto que estoy haciendo (hacer pis y caca en la casa de los vecinos) es mi manera de sentirme un poco el jefe. Desde que llegué estuve bajo el mando de M -la gata siamesa- (lo acepté, porque por mi historia, necesito tiempo hasta sentirme seguro de mí y del mundo). Luego se fue M y llegó P -la perra- y ella es la dueña de la casa (otra vez otro animal es el jefe, pero esta vez yo llegué primero). Y yo quedo supeditado a otros. Me cuesta mucho sentirme seguro y firme. Solo cuando P se va a pasear me siento un poco el dueño de casa. Y me acerco a mamá y ella me echa (sé que no te gusta mucho que me refriegue contra vos, pero lo necesito, por eso te busco). El trato que propongo es que yo puedo usar la caja sanitaria (quiero que la tengan siempre impecable) si me dan un lugar un poco más protagonista en casa. Que me mimen más seguido, que si yo me acerco no me echen (me produce inseguridad, que es lo que necesito superar). Entiendo que lo que hice no es la manera más amorosa, pero es la 
única forma en que pude decirte que hay algo que no me hace bien. No soy M, mamá, soy A. Y cada ser tiene sus características propias. Y soy como soy, necesito que puedas aceptarme y amarme, a veces un poco más mimoso de lo que te gustaría. Eso me haría bien y puedo hacer ese trato. Si yo cumplo mi parte, ¿vos cumplirías la tuya?"

La familia me contó que el mensaje del gato tenía mucho sentido y empezaron a darle lo que el gato estaba pidiendo (más atención y su lugar en la familia) y aproximadamente 10 días después, empezó a usar la caja sanitaria. 

A veces, es simplemente comprender que todos tenemos un lugar en el sistema y que al ocupar nuestro lugar, las cosas simplemente se acomodan

Simbad y Samy

Simbad:

Mamá, esa es mi naturaleza. Vengo de la calle, donde tuve que sobrevivir. Te traje la rata como un regalo, es lo que aprendí a hacer para vivir. Es mi manera de agradecerte que me hayas recibido en tu vida. Me gustaría salir, para poder expresar mi naturaleza salvaje, recorrer lugares, cansarme para liberar mi energía (tengo mucha). Necesito ser aceptado en mi característica alfa, ese es quien soy. Dejame salir a recorrer y a mostrarle al mundo quien soy y vendré más calmo y sereno. No tengas miedo, sé defenderme.

 

Simbad pide que se respete la jerarquía, que él pueda ocupar su espacio y cuidar su territorio. Si cada uno tiene su lugar, estará tranquilo. Pide por ejemplo ser alimentado primero, tener su propia caja, sus platos y cama (si no duerme con vos) y que la limpien antes que a los demás. Sabe que tiene que compartirte con los demás, pero siente que él sabe las reglas, que lo dejen hacer su trabajo, dándole su lugar.

 

Samy dice que ella no quiere producir problemas, lo único que quiere es vivir tranquila. Si tiene que adaptarse a que Simbad sea "el jefe" no tiene problema. Lo que no quiere es tener que estar defendiéndose.

 

La humana escribió:

Hola Vero!!!  Tendré que aprender a respetar su naturaleza....GRACIAS VERITO...MUCHAS GRACIAS !!!!

El 23 trajo una lagartija....y en mitad de la noche un pajarito...todos vivos....el 24 cerre todo y anoche tb para que no me traiga nada...ja, ja!!!!

quiero contarte que Simbad esta muy pegado a mi, responde a mi llamado, y pide mimos, y esta bajando con los regalos....solo dos cucarachas x noche, también hablo con el y agradezco su amor y sus enseñanzas...

 

 

Mi respuesta

Te trajo esos trofeos como regalos. Para él esos son regalos de gratitud y agradecimiento. Yo ya me comuniqué con él para transmitírselo, pero vos también (serena y agradecidamente) podés agradecerle que te haya traído todos esos presentes y decirle que sabés que te quiere, que es suficiente con que sea libre y feliz, que no hace falta que te los traiga. O que si los trae, los deje afuera. Decile (en positivo) que preferís cuando juega con esos animalitos lejos de vos, porque te impresiona y que sos más feliz cuando no los ves. Es importante que le hables serena y en positivo, él entiende mejor que si le decís que no a algo.

Tony

Dice Tony:
"No me pasa nada. Simplemente quiero enseñarle a mi mamá dos cosas: que no tenga miedo y que sea firme, sin dudar. Es para que aprendas a confiar en vos misma, mamá. Soy un perro pancho y piola. El trabajo que tenés que hacer, mamá, es concentrarte antes de salir, visualizándonos caminando normalmente.
Es como si yo te "hubiera adiestrado a vos" para ponerte nerviosa antes de salir juntos. Necesito que te conviertas en mi líder y confíes en que sabés adónde vamos y cómo. Vine a enseñarte a que confíes en vos. Papá lo hace, por eso salgo tranquilo con él. Necesito que "des vuelta la tortilla" y me des seguridad. Completa, firme, plena. No tengas miedo porque te amo, te respeto y te obedezco. Estoy obedeciendo a tu orden implícita. Respirá profundo, sentí las plantas de tus pies y transmitime ese estar plantada. Una vez que lo hagas, te prometo que no me empaco más. Empecemos de nuevo.
Así como aprendí a traerte eso que te traigo con la boca (no sé que es, me muestra que te trae algo) puedo re-aprender a salir juntos con fluidez. Confiá en mí, soy un perro muy inteligente. Te esperé y te elegí con toda conciencia. Te adoro, en calma, sin efusividad."

Responde la humana:
Te agradezco mucho mucho mucho la devolución.
Aunque no me cuesta tanto, lloré a mares mientras la leía por primera vez y repetí mientras le leía tus palabras a mi marido.
Siento que tengo que releer el texto varias veces más hasta poder incorporar tu interpretación y también para juntar valor, cuando sienta que estoy flaqueando.
Hoy pudimos salir a pasear sin inconvenientes y tengo claro que el 90 por ciento, sino el 100, está relacionado con mi actitud.
Viste dos cosas muy suyas.
1 - En casa lo llamamos piola-vago, como la banda de cumbia que le gusta a Tevez.
2 - Sé que me ama y lo ha demostrado más de una vez, con sus actitudes y su protección, pero ciertamente lo hace de un modo casi felino, sin efusividad.
Fue parte de lo que me atrajo de él, el día en que nos conocimos.
Entré al canil y sus cinco compañeros vinieron corriendo hacia mi. Él espero a un costado.
Cuando terminé de saludar a los cinco, me acerqué a él y me agaché, entonces él se puso panza arriba. Algo que no hace jamás con los extraños y que hoy sé que es una señal de calma y sumisión que me estaba ofreciendo.
Te mando un beso grandote.

 

Así, entre otras historias

 

Volver a la página anterior

© 2018 Verónica Kenigstein | Hablo con Animales

  • Icono de la aplicación de Facebook
  • YouTube Classic